Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla.Sigmund Freud (1856-1939) Médico austriaco.

El objetivo principal de este protocolo es la prevención de conductas violentas y, en caso de que lleguen a materializarse, el establecimiento de las medidas necesarias para su erradicación. En ese sentido, pretende redefinir, completar, relacionar y agrupar las actuaciones llevadas a cabo, desarrollando una estrategia integral que permita incrementar la eficacia de los recursos disponibles.

Además, persigue sensibilizar, informar y formar a los profesionales que trabajan en los distintos centros educativos, animándoles a denunciar los episodios de violencia y a proponer estrategias para hacerles frente.

A su vez, el protocolo va acompañado de un ‘Catálogo de medidas preventivas ante conductas violentas en centros educativos’ dirigido a los centros, así como de una ‘Ficha de Prevención de Agresiones’ orientada a trabajadores.

Por otro lado, la Dirección General de Personal Docente efectuará un estudio estadístico, con carácter anual, de los casos detectados con objeto de valorar la adecuación de las medidas preventivas previstas en el protocolo o la necesidad de revisar estas medidas.

El Comité de Seguridad y Salud del Ámbito de Centros Educativos y de Apoyo a la Enseñanza, presidido por la Dirección General de Personal Docente, es un órgano paritario integrado por varios representantes de la Consejería de Educación y Cultura y de las organizaciones sindicales.